Propiedades de la piedra Malaquita

En la antigüedad, la piedra malaquita se utilizaba mucho en forma de polvo para hacer un pigmento. Sin embargo, sus características lo hacen muy sensible a la luz y al ácido.

En Rusia fueron los zares quienes utilizaron esta piedra. Este hermoso verde era para ellos una piedra decorativa muy bella. La catedral de San Isaac puede dar testimonio de este uso.

Los romanos ofrecían la piedra malaquita a los niños. Consideraban esta piedra como una protección contra los truenos. Los niños lo llevaban como talismán o colgante.

Hoy en día, como muchas gemas, la piedra malaquita se utiliza en joyería para hacer collares y pulseras. Este mineral se puede ver en productos cosméticos y ayuda mucho gracias a sus virtudes antioxidantes y desintoxicantes.

Los principales yacimientos de piedra malaquita se encuentran en Australia, Brasil, Chile, Congo, Estados Unidos, Francia, Israel, Rodesia, Rusia y Zaire.

Características de la piedra malaquita

La piedra malaquita es una gema bastante frágil que se encuentra en el 4 de la escala de Mohs. Su color verde proviene de su contenido en cobre, podemos ver rayas negras y forma parte del grupo de los carbonatos.

Esta piedra puede presentarse en forma de cristales prismáticos, pero es mucho más raro encontrarlos. Hay que tener en cuenta que la piedra malaquita es una gema muy sensible al calor o a las sustancias líquidas, por lo que debe manipularse con delicadeza. La piedra malaquita es fácilmente soluble en agua cargada de dióxido de carbono, por ejemplo.

Virtudes de la piedra malaquita

piedra malaquita

La piedra malaquita ayudará a la resistencia. Desde que se utiliza este mineral en los cuidados, hemos comprobado que se usa mucho para aliviar el dolor. Es una de las piedras más solicitadas en la litoterapia moderna. Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

A nivel físico

A nivel físico, el mineral favorecerá el equilibrio físico y la vista.

Gracias a sus virtudes antibacterianas la piedra malaquita será de una ayuda preciosa para el cuerpo en la desintoxicación de las células, la sangre, y así mejora el sistema inmunológico. Será beneficioso para la salud de su páncreas, basta con pasar la piedra malaquita a nivel del órgano. Hecho de la misma manera la gema será útil para el corazón también.

También podemos observar que la piedra malaquita hace que los dientes sean más resistentes.

Esta piedra semipreciosa es beneficiosa para las mujeres embarazadas porque facilita el parto, al mejorar los efectos que pasa la piedra en el vientre.

La gema malaquita también cura o disminuye ciertas enfermedades como el asma, la artritis, las inflamaciones, los tumores, la epilepsia, el reumatismo y el cólera.

También ayuda al organismo a regenerarse tanto a nivel muscular, en caso de desgarro por ejemplo, como a nivel óseo en caso de fractura.

A nivel emocional/espiritual

Aumentará tu concentración y te ayudará mucho a meditar. Este mineral es muy utilizado en la interpretación de los sueños.

La gema malaquita emite ondas positivas y absorbe algunas ondas negativas, lo que ayuda a combatir la depresión y la psicosis.

Promueve el cambio y mejorará tus relaciones con los demás.

Por último, es una piedra muy adaptada para las personas que tienen problemas para equilibrar su energía corporal.

Purificación y carga de la piedra malaquita

Ya sea en forma de colgante, pulsera, piedra rodada o bloque (expuesto en una habitación), la piedra malaquita debe ser purificada y recargada para que pueda volver a aportarle sus beneficios. De hecho, después de algún tiempo, la piedra ha dado toda la energía que tenía y necesita recuperar las energías naturales.

Para ello, basta con colocar el mineral durante unas horas en un recipiente con agua destilada y sin sal o sobre un montón de cuarzo y recargarlo al sol.

Recuerda siempre purificar y recargar una piedra cuando te la acabas de apropiar para eliminar las vibraciones anteriores.