Propiedades reparadoras de la amatista

La amatista se llamaba el «fuego de las gemas» en la antigüedad y, debido a su belleza única y su maravillosa capacidad para estimular y calmar el cuerpo y la mente, sigue siendo muy apreciada en la actualidad. La amatista es un tipo de cuarzo que aparece en forma de un solo terminal, geodésico o cúmulo en todo el mundo. Incluso se combina con otros minerales para formar innumerables hermosos tipos diferentes de amatistas.

El significado de la amatista

El nombre amatista se deriva de ametusthos, que significa «no borracho» en griego. De hecho, la amatista se ha utilizado a lo largo de la era para prevenir la indulgencia y la embriaguez excesivas. Hoy, la amatista tiene un significado similar. Se la conoce como la joya de la espiritualidad, la alegría y el equilibrio general. Es un cristal natural de alta frecuencia, muy adecuado para calmar la mente y ayudarte a entrar en un estado de meditación. La amatista también se llama la «piedra del alma» debido a su capacidad para fortalecer su conexión con el alma eterna. Por lo tanto, a menudo se usa en experiencias de muerte, ya sea para meditar o simplemente para consolar. Puede ayudarlo a dejar su cuerpo pacíficamente en el proceso de la muerte y brindar consuelo a sus seres queridos que han fallecido en el proceso de duelo.

Las propiedades curativas emocionales y físicas de la amatista.

La amatista es un poderoso sanador físico y mental. Puede equilibrar los niveles hormonales y el sistema nervioso simpático, regulando así la respuesta de vuelo o combate. La amatista también se puede utilizar para fortalecer el sistema inmunológico, aliviar la ansiedad, oxigenar la sangre y ayudar a la digestión, la piel y la salud del corazón. Hablando emocionalmente, la amatista puede calmar una mente ocupada, aliviar la tensión que puede causar dolores de cabeza y ayudarlo a encontrar su centro. También ayuda a tratar el insomnio. Por tanto, este cristal es especialmente útil para personas que a menudo experimentan estrés, ansiedad o enfado. La amatista también puede curar la adicción dañina y los hábitos destructivos, que pueden provocar problemas de salud y enfermedades. Con Amethyst, puede comprender mejor las causas fundamentales de estos comportamientos malos e improductivos y tomar decisiones mejores y más saludables.

Diferentes tipos de amatista.

En su estado natural, la amatista se encuentra generalmente en combinación con muchos otros minerales. Por ejemplo, la ametrina es una asombrosa mezcla de amatista y citrina en el cristal. Esta gema es muy adecuada para equilibrar la espiritualidad del hemisferio derecho y la inteligencia del hemisferio izquierdo. Por tanto, es muy útil para estimular nuevas ideas, creatividad e ideas. Además, la amatista en espiga tiene varios tonos de patrones en zigzag de color púrpura oscuro, que gradualmente pueden volverse blancos.

Por lo general, se usa para ayudar a abrir el tercer ojo. La energía clara y poderosa de este cristal puede ayudar a la curación mental y mantener la resonancia negativa. Finalmente, la galena es una mezcla única de siete gemas: amatista, galena, cuarzo, cuarzo ahumado, lepidocrocita, rutilo y goethita. También se le llama Super Seven porque contiene todas las propiedades curativas de los siete minerales. En esencia, la amatista teobromina no solo puede mejorar la creatividad y el pensamiento innovador, sino también mejorar la conciencia espiritual de las personas.

La amatista ha sido una piedra preciosa particularmente popular y útil desde la antigüedad. Independientemente de la variedad, la amatista es una valiosa adición a la colección de gemas de cualquier persona.