Propiedades de la piedra Angelita

El nombre contemporáneo de lapiedra angelita es anhidrita. Este nombre es obra del mineralogista alemán Werner desde 1804.

Etimológicamente, la palabra anhidrita deriva del griego anhudros, que significa «sin agua». Se estableció que la piedra carecía de agua en su constitución, lo que explica el nombre tomado de la lengua griega. En cuanto a su nombre moderno de angelita, parece estar relacionado con la luz angélica que parece irradiar y que le da una dimensión sobrenatural, como si estuviera en comunicación con los ángeles. Tanto más cuanto que esta piedra, que se ha convertido en un emblema del alma pura, genera una impresión de paz y serenidad al contacto con ella.

En cualquier caso, la piedra angelita es actualmente una piedra preciosa muy utilizada en el mundo de la joyería. Se utiliza con frecuencia para decorar collares, pendientes y anillos. La mayoría de las veces se talla en cabujón, lo que haría resaltar el elegante y fascinante azul de la piedra angelita.

Características de la piedra angelita

La piedra angelita es un cristal compuesto por sulfato de calcio. Se distingue por su hermoso color azul lechoso. Con frecuencia incluye otras trazas de metales que podrían ser el origen de las diferentes tonalidades de la angelita.

En algunos casos la gema angelita es incolora, pero también es blanca, gris, rosada o violácea. Pero es el tono ligeramente azulado el más apreciado y el que tiene un encanto especial entre los aficionados y conocedores de las piedras.

Los yacimientos más notables de piedra angelita se encuentran en muchos países sudamericanos como Brasil, Perú y México. Pero también se encuentra en Estados Unidos, Canadá, Francia, Austria, Italia, Egipto, Libia.

Virtudes de la piedra angelita

piedra angelita

La piedra angelita facilita el despertar de la conciencia. Utilizado como elixir, ayuda a proteger y reforzar los sentimientos de seguridad. Será muy beneficioso para las personas que están en contacto con los números; de alguna manera reforzará su capacidad de concentración y alejará cualquier reflexión innecesaria.

A nivel psíquico

La piedra angelita actúa a diferentes niveles gracias a sus innegables virtudes medicinales. Trata los dolores e inflamaciones de la garganta, los trastornos del timo y activa la circulación sanguínea y la hemoglobina. Mejora la función renal, restablece el equilibrio hídrico del organismo y facilita la eliminación de edemas.

La piedra angelita es muy eficaz para curar las quemaduras leves y las quemaduras solares. Sería muy beneficioso para reconstruir los huesos tras una fractura. También es eficaz para calmar el reumatismo y fortalecer los dientes. La piedra angelita se recomienda a las madres jóvenes durante el periodo de lactancia, ya que facilita el flujo de leche. Les apoya y les ayuda a no sucumbir a la tristeza del bebé. También ayuda a calmar el exceso de inquietud de algunos bebés.

A nivel emocional/espiritual

La piedra angelita favorece la resistencia y la estabilidad.

También te dará consuelo en los momentos de dolor y te ayudará a controlar tus arrebatos y exabruptos inesperados. Te permitirá comunicarte con los espíritus y te ayudará a establecer contacto con tus ángeles protectores y tótems animales.

La piedra angelita es capaz de desarrollar la telepatía, el viaje astral.

También se recomienda para aliviar el dolor y el sufrimiento mental. Aporta paz y relajación al cuerpo y al alma y desarrolla la conciencia, por lo que se considera la piedra de la verdad.

Purificación y recarga de la piedra angelita

Ya sea en forma de colgante, pulsera, piedra rodada o en bruto, la piedra angelita debe ser purificada y recargada para que pueda volver a aportarle sus beneficios.

De hecho, al cabo de un tiempo, la piedra angelita habrá agotado toda la energía que contenía y necesitará volver a encontrar energías naturales.

Para ello, es aconsejable sumergirla en agua desmineralizada ligeramente salada.

Entonces debe ser cargada. Sería ideal colocarla sobre un montón de cuarzo o en un lugar iluminado por el sol.

Recuerda siempre purificar y recargar una piedra cuando te la acabas de apropiar para eliminar las vibraciones anteriores.