Las joyas de cristal del desierto del rey Tut

En 1922, Howard Carter registró la tumba de Tutankamón y encontró una gran coraza decorada con oro, plata, varias joyas preciosas y una extraña piedra preciosa. Carter lo identificó como calcedonia, un tipo común de cuarzo.

Diez años más tarde, se encontraron trozos de vidrio en el desierto de Libia, en la frontera con el actual Egipto. El material de color amarillo pálido y translúcido era idéntico al encontrado en la tumba de Tutankamón.

El vidrio del desierto de Libia (LDG) es una impactita con fragmentos encontrados en un área de decenas de kilómetros cuadrados.