Consejos sencillos para cuidar tus joyas

El diablo suele estar en los detalles, lo que significa que todo tu atuendo puede descansar en una joya perfectamente colocada. En general, los accesorios son una gran parte de ti (aunque sean pequeños), pero a menudo nos olvidamos de darles el cuidado que merecen. Entonces, si desea evitar daños, suciedad y decoloración, asegúrese de cuidar adecuadamente sus joyas. Aquí hay una pequeña guía a seguir.

Consejos de almacenamiento

Almacenar sus joyas es probablemente la parte más importante de su mantenimiento. Los diferentes metales y piedras preciosas requieren diferentes técnicas de almacenamiento debido a su dureza y color. Es muy importante mantener cada pieza de joyería por separado, ya que pueden golpearse o rayarse si se guardan juntas. Hoy puedes comprar grandes cajas o insertos de cajones con compartimentos forrados suavemente que mantienen todos sus artículos separados y seguros. Además, asegúrese de que sus joyas estén almacenadas en un lugar seco y moderadamente cálido fuera de la luz solar. Si desea evitar que sus artículos se oxiden por completo, las bolsas herméticas son su única opción.

Evite el contacto con contaminantes.

Si desea evitar la decoloración y el deslustre, asegúrese de que sus joyas se mantengan alejadas del agua y los productos químicos. Todo, desde agua y cosméticos hasta jabón, grasa y aceites naturales para la piel, puede afectar el brillo y la durabilidad de sus piezas. Piedras preciosas y las perlas deben manipularse lo menos posible para mantener los aceites alejados de ellas. Además, el agua puede interferir con el engaste de las joyas y dañar los hilos, por lo que es mejor quitársela al bañarse y lavar los platos. Las piezas antiguas nunca deben mojarse a menos que un especialista le dé el visto bueno.

Limpiar cuidadosamente

Para mantenerse en plena forma durante generaciones, sus joyas deben limpiarse con regularidad y de manera adecuada. Existen Consejos prácticos para la limpieza de joyas limpieza online Pero aún debe tener cuidado al manipular piezas más delicadas. En la mayoría de los casos, puede eliminar el deslustre leve con un paño suave y una mezcla de agua y detergente suave. Lave la solución con agua fría y pula con un paño seco hasta que esté 100% seca. Esta es solo una de las formas en que puede mantener sus joyas limpias y brillantes. Pero sea cual sea el método que elija, manipule sus piezas con cuidado para evitar daños.

Vigila las debilidades

Cuando limpie sus joyas, asegúrese de revisarlas cuidadosamente, especialmente las garras, los anillos de diamantes y el engaste de las piedras. Si algo se ve suelto, significa que se romperá con el tiempo y provocará la pérdida de la piedra. Así que asegúrese de encontrar un joyero experimentado e invierta algo de dinero en la reparación de sus piezas. Si tienes joyas muy caras, haz que las revisen profesionalmente para asegurarte de que todo esté en perfecto estado.

Cuida tus joyas

Contacta con profesionales

Si no sabe cómo manejar una joya, no intente experimentar, especialmente con algo caro y antiguo. Existen servicios profesionales de limpieza de joyas que pueden manejar todo, desde imperfecciones menores hasta trabajos de limpieza serios. Independientemente de si se trata de suciedad, manchas, arañazos o daños, no hay nada que un profesional no pueda restaurar con un nuevo brillo. Esto también le da a un profesional la oportunidad de inspeccionar sus piezas y posiblemente encontrar cualquier daño que pueda haber pasado por alto.

Úselo correctamente

La forma en que usa sus joyas también afecta su apariencia y durabilidad. Por ejemplo, es mejor ponerse las joyas al final para evitar que la ropa se enganche con ellas. Aplique maquillaje, laca y perfume antes de ponerse las piezas para evitar la contaminación. Al peinarse, quítese los pendientes para que no se enganchen con las peinetas. Al teñir el cabello, quítelo todo, especialmente las perlas, ya que los químicos pueden causar decoloración y arruinar el aspecto de sus partes. Cuando realice trabajos manuales (jardinería, garaje o tareas domésticas), quítese las joyas, ya que pueden dañarse con productos químicos y desprenderse con golpes fuertes (Diamantes especialmente).

Si cuida bien sus joyas, realmente pueden durar generaciones. Así que asegúrese de que esté protegido de productos químicos, elementos, arañazos y golpes y tendrá un compañero para toda la vida.

COMPRAR JOYAS

BUSCAR TODAS LAS JOYAS