Blog

Choque cultural – La perla polinesia VS. La perla masai

La Polinesia Francesa representa a unas 270.000 personas que viven en medio del Pacífico. Esta comunidad de ultramar compuesta por 5 archipiélagos se basa principalmente en el cultivo de plantaciones de perla negra, coco y vainilla.

Las perlas negras son en realidad perlas grises con varias intensidades de colores que van desde el turquesa o el verde hasta el berenjena. Las más bellas se cosechan en el archipiélago de Gambier en Robert Wan, uno de los únicos cultivadores de perlas que se ha hecho un hueco en la joyería. Aunque su nombre científico es Pinctada Margarifitera, la formación de la perla es un fenómeno natural ayudado por la mano del hombre y cuyo resultado se espera ¡más de dos años!

Para hacerlo simple, todo lo que tiene que hacer es cortar un tronco de 0,8 cm tomado de un mejillón de agua dulce del río Mississippi llamado núcleo y que luego se inserta en el músculo de la ostra (bolsa de perlas) con un trozo de nácar. -perla extraída de su interior (injerto). Es el núcleo el que determinará el color de la perla. Luego, la perla se forma en un lugar protegido llamado semilla virgen que luego se cultiva en agua durante casi 18 meses. La cosecha se realiza entonces solo después de un choque térmico en el agua y son necesarios de 30 a 60 días para ver un posible rechazo del núcleo por parte de la ostra. Es importante saber que a una ostra se le puede injertar hasta 4 veces de un núcleo del diámetro de la perla recolectada. Las perlas grandes (> 11 mm) provienen de los últimos injertos. Solo del 5 al 10% de las perlas se consideran perfectas y cumplen los criterios de las cinco S: forma, brillo, tono, tamaño y superficie. Un equivalente de las 4C para los diamantes que definen su pedigrí. Una vez seleccionadas, pulidas y calibradas, las perlas más bellas se destinan a la exportación. Sus precios varían de decenas a decenas de miles de euros.

Anécdota: Las perlas negras utilizadas en las colecciones de joyería del diseñador japonés Mikimoto provienen de las granjas de perlas de Robert Wan.

Mikimoto – Collar tres perlas negras

El pueblo Maasai incluye casi 1,2 millones de personas que viven como miembros de tribus en aldeas entre Tanzania y Kenia. Fieles a sus tradiciones culturales, los maasai participan en las fuerzas económicas y turísticas de la región trabajando en campamentos de caza y safari para hombres o haciendo joyas con cuentas de vidrio para mujeres. Así es como las mujeres masai han encontrado su independencia en los últimos años.

Es importante saber que si el hombre masai es cazador, guerrero, seminómada, ganadero y polígamo, es la mujer quien es la cabeza de familia. Es dueña de su propia casa, cría a los niños y está ocupada haciendo joyas y abalorios que vende a los turistas. Lejos de ser un simple hobby, es una actividad más que lucrativa. La mujer masai va a comprar sus abalorios al mercado o le pide a su amante favorito que venda un buey para poder comprarse abalorios. ¡Viaja para asistir a seminarios de perlas y tiene que mantenerse al día con las últimas modas! En cada ciclo, su color teniendo en cuenta la oferta y la demanda, sus precios no son ev (entre 15 y 150 Euros por pieza).

Las cuentas Maasai son simples cuentas de vidrio ensartadas en alambres. Los collares maasai los puedes reconocer por la forma de su collar que se cuelga alrededor del cuello, como un donut gigante que resalta el rostro de la mujer y su cabeza rapada… como una leona. Sea cual sea su forma, cada joya tiene un color dominante realzado por tonos brillantes para mantener alejados a los animales salvajes. Considerado más allá de la joya, es un adorno corporal que las mujeres utilizan como herramienta de seducción. Acompasada por cantos y danzas tradicionales, la mujer masai mueve sus joyas con un movimiento de hombros mientras ondula su cuello y parte superior del cuerpo para atraer la mirada de su conquista. Una oda a la joyería… solo para complacerla.

collar masai

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba